Profesores salvan de una violación a una adolescente en Santa Cruz

A denuncia de la víctima, hallaron al director del establecimiento educativo en un motel donde pretendía abusar de la menor de 14 años. Ahora su familia dice que recibe amenazas.

Los docentes de una unidad educativa ubicada en la ciudadela Andrés Ibañez, conocida como el Plan 3.000, rescataron de una violación una estudiante de 14 años. El agresor es el director del establecimiento escolar, quien la llevó con engaños a un motel donde estaba a punto de abusarla sexualmente.

La menor de edad relató que desde hace un mes ella sufrió acoso por parte del docente y que previamente él realizó acciones que retrasaron un trámite por el cambio de unidad educativa. Además dijo que para ello pedía recursos económicos a su familia.

“Prácticamente casi me viola, si no fuera por mis maestras que me ayudaron”, narró la menor a la red PAT al describir el momento que fue rescatada por sus maestros.

Explicó que el acusado la sacó de clases con el argumento de que la iba a llevar a hacer unos trámites para regularizar su situación en el colegio. Previamente, la menor había alertado a los profesores del colegio y les pidió que la siguieran.

Los docentes ya habían dado parte a la Policía y siguieron el motorizado, que realizaba un recorrido al centro de la ciudad; sin embargo, se desvió y llegó a un motel ubicado en el cambio a la localidad de Paurito, donde hallaron al acusado a punto de cometer el delito.

El director fue aprehendido e inmediatamente enviado antes la juez cautelar a pedido de la fiscal Amparo Canaviri. Posteriormente se determinó su detención preventiva en la cárcel de Palmasola, sindicado por el delito de abuso sexual.

La menor explicó que no quiso denunciar antes el hecho por temor y por las presiones que ejercía el director del establecimiento. “Lamentablemente no lo hice, tenía miedo. Él me decía que era su palabra contra la mía y que nadie me iba a creer porque él era un director, tenía mucho poder y me iba a hacer la vida imposible y me iba a aplazar”, contó la menor.

En tanto, la madre dijo que el acusado previamente las extorsionaba pidiendo montos de dinero para realizar los trámites. “Ella me dijo llorando que no quería ir más al colegio, sería que la presionaba mucho. No me quiso decir nada, él la intimaba”, afirmó.

La adolescente dijo estar temerosa porque sea liberado y que él pueda realizar acciones en su contra. En tanto, la madre aseguró que durante la audiencia había muchas personas, entre ellas familiares y miembros de la junta escolar, que lo respaldaban.

“Él tiene tres abogados, tiene plata, incluso su esposa ha venido a querer taparme la boca para que levante la denuncia y que yo me vaya a otro lado”, agregó la madre.

Rubén Cabrera, miembro de la Junta Escolar, negó que ellos hayan tomado posición en defensa del director y afirmó que el pedido es que no vuelva a la unidad educativa y que se investiguen los actos de presunto abuso sexual. Fuente: La Razón Digital / José Luis Columba / La Paz

Categorías:
  • Género